La Romantica 99.9 FM de Atlixco

:: Notas

México no deja de ponerse en alto a nivel internacional con el talento de su gente.

Manos mexicanas intervinieron en el vestuaio de Cruella.

Cruella de Disney es uno de los éxitos más esperados de este año. Pues este característico personaje se destaca por su notoria inclinación por la moda. Es aquí donde México toma parte de las riendas del estilo de la dama de los dálmatas.

Hace 9 años; cuando en el 2012, un grupo de mujeres artesanas de México se reunió para enfocar su trabajo en el apoyo al desarrollo sustentable de distintas comunidades. Así, comenzaron con la producción de café; y con el tiempo se ampliaron también hacia lo textil. Su iniciativa Viernes tradicional, busca dar a conocer las prendas artesanales mexicanas al mundo, y fomentar su uso a través de la difusión en redes sociales.

Esto llamó la atención de Disney; pues para este proyecto se buscaban organizaciones o colectivos que se enfocaran en apoyar o generar un cambio social significativo. De este modo, junto a artesanos de Argentina y Brasil; las manos mexicanas formaron parte de la creación de los ya icónicos looks de Cruella.

 

Los outfits de Cruella son elementos indispensables para el desarrollo de la historia ya que gira en torno al mundo de la moda. Jenny Beavan, quien se llevó un Oscar por los vestuarios de Mad Max: furia en el camino; fue la encargada de las creaciones que cobraron vida en manos de Impacto y de otros artesanos de Latinoamérica. Así, su trabajo viene a sumarse al de grandes mexicanos que, poco a poco, llevan el nombre de nuestro país al mundo de la moda internacional. Una de ellas es Mayes Rubeo; la diseñadora mexicana a cargo del vestuario de la serie WandaVision. Otro excelente ejemplo es el de Avelino Roque, quien diseñó el traje de alebrije de Andrea Meza; y que se anunció que trabajará en el look de Donovan Carrillo para los Juegos Olímpicos de Invierno.

por: Redación

¿Te gustó esta información? ¡Entonces compártela!

Te recomendamos:

¿Cómo limpiar correctamente nuestros oídos?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *